“Las vacunas funcionan”. Éste es el lema que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elegido para recordar, con motivo de la Semana Mundial de Inmunización (24-30 de abril), que la inmunización salva millones de vidas y es reconocida, a nivel mundial, como una de las intervenciones de salud más costoeficaces y con mejores resultados.

Si la vacunación es importante como método de prevención para cualquier persona de cualquier edad, todavía lo es más para los considerados grupos de riesgo. Es el caso de las personas con cardiopatías crónicas, mayormente de edad avanzada y con comorbilidades. Esto se debe a su mayor predisposición a contraer otras enfermedades, incluidas las infecciones respiratorias, como gripe o neumonía, que conlleven complicaciones médicas.

Por ello desde Cardioalianza, nos unimos al lema de la OMS para recordar a todas las personas que sufren enfermedades cardiovasculares que la vacunación forma parte de la prevención que éstos deben llevar a cabo, para mejorar su estado de salud.

vacunas-oms-web

GRIPE Y NEUMONÍA, DOS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS DE RIESGO PARA LAS PERSONAS CON ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

Los pacientes cardiacos deben ser conscientes de que su enfermedad les recomienda inmunizarse y de que la vacunación contra las enfermedades respiratorias infeccionas de la gripe y el neumococo es clave para ellos.

La gripe está considerada una de las enfermedades contagiosas más significativas y habituales y una causa frecuente de morbilidad y mortalidad en todos los Estados miembros de la Unión Europea.  Sólo en Europa fallecen entre 40.000 y 220.000 personas cada año y, en España, las cifras están entre 1.500 y 4.000 defunciones anuales por causas relacionadas con la gripe.

La gripe puede agravar la enfermedad cardiovascular desencadenando episodios de infarto de miocardio y, raras veces, infectando directamente al corazón a través de una inflamación del mismo (miocarditis). Así mismo, en pacientes con insuficiencia cardiaca que sufren falta de respiración o ahogo, los síntomas pueden agravarse si se produce una infección de las vías respiratorias.

De hecho, la presencia de enfermedad cardiaca aumenta el riesgo de morbilidad y mortalidad derivada de la gripe. Según la Fundación Española del Corazón, se calcula que en torno a un 5-10% de los pacientes cardiovasculares infectados por el virus, pueden experimentar síntomas cardiovasculares; y que la afectación cardiaca ocurre entre 4 días y 2 semanas después del contagio de gripe.

Por otro lado, la neumonía también supone un grave problema de salud para las personas con enfermedades crónicas como la enfermedad cardiovascular (cardiopatía coronaria, insuficiencia cardiaca congestiva y accidente cerebrovascular), especialmente para aquellas de edad avanzada. Esto se debe a la coincidencia de factores de riesgo y la propia disminución progresiva de la respuesta inmune asociada al paso de los años.

Varios estudios publicados en los últimos años, sugieren que la vacunación antineumocócica en estos pacientes, reduce de forma significativa el número de eventos cardiovasculares mayores al año de seguimiento (muerte u hospitalización por síndrome coronario agudo, por insuficiencia cardíaca o por ictus). Al mismo tiempo, en aquellos pacientes cardiacos con al menos una patología crónica asociada, como la hipertensión, el asma, la diabetes o el cáncer, se reduce el incremento transitorio en el riesgo de accidentes cardiovasculares y cerebro-vasculares durante los tres primeros días de infección.

Para la OMS, se trata de la enfermedad infecciosa prevenible más importante. Por ello, uno de sus objetivos es incrementar el porcentaje de adultos mayores de 65 años y con patologías cardiovasculares vacunados frente al neumococo para el año 2050.  También lo han recomendado recientemente un total de dieciocho Sociedades Científicas, que defienden a la vez la vacunación contra el neumococo en personas de cualquier edad con determinadas patologías de base.

En definitiva, es necesaria que las personas con afectaciones cardiovasculares tomen conciencia de la importancia de la inmunización y que desde Atención Primaria y la Farmacia Comunitaria, contribuyan a la promoción y protección de la salud pública, informando al ciudadano y a los grupos de riesgo sobre las ventajas de vacunarse.

Fuentes:

Vacunación de los grupos de riesgo frente al virus de la gripe. Documento de consenso 2012 de Sociedades Científicas Españolas, Consejo General de Enfermería y Grupo de Estudio de la Gripe. Acceso: http://bit.ly/2lq3zQ3 [8 de febrero de 2017]

J. Picazo, et al. Consenso sobre la vacunación anti-neumocócica en el adulto con patología de base. Rev Esp Quimioter 2013;26(3):232-252

Asociación Canaria para la Prevención  del Riesgo Cardiovascular:

  • García-González et al. Reality of a Vaccine in the Prevention and treatment of Atherosclerosis. Archives of medical research 46 (2015) 427-437
  • E-Ludwig et al. The remaining challenges of pneumococcal disease in adults. Eu Respir Rev 2012; 21: 123, 57-65.

Diario Farma

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR