La relación entre la depresión y las enfermedades cardiovasculares ha sido objeto de estudio a lo largo de los años. Investigaciones previas han demostrado que las personas que padecen depresión tienen un riesgo aproximadamente un 72% mayor de desarrollar enfermedades cardiovasculares en comparación con aquellas que no tienen esta condición.

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Tokio y publicado en Journal of the American College of Cardiology (JACC) ha profundizado en esta relación. Utilizando datos de la mayor base de datos epidemiológica del Japón (JMDC Claims Database), el estudio examinó a un total de 4.125.750 individuos, con una media de edad de 44 años, que cumplían con los criterios del estudio.

Los resultados del estudio revelaron que las mujeres diagnosticadas con depresión tienen un riesgo significativamente más alto de enfermedades cardiovasculares en comparación con los hombres. Específicamente, se descubrió que las mujeres tenían un riesgo relativo de 1,64 mientras que los hombres tenían un riesgo relativo de 1,39. Además, se identificó que las mujeres presentaban mayores índices de riesgo en eventos como infarto de miocardio, angina de pecho, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca y fibrilación auricular.

Los investigadores sugieren que estas diferencias por género pueden explicarse por varias razones. Destacan que las mujeres pueden experimentar síntomas de depresión más graves y persistentes que los hombres, especialmente durante períodos críticos de cambios hormonales como el embarazo o la menopausia. Además, las mujeres tienen una mayor susceptibilidad a factores de riesgo tradicionales asociados con la depresión, como la hipertensión, la diabetes y la obesidad, lo que puede contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Es fundamental que los profesionales de la salud enfaticen la importancia de un enfoque integral y centrado en el paciente para el diagnóstico y el tratamiento de la depresión y, por ende, las enfermedades cardiovasculares. Es especialmente importante aumentar la conciencia sobre los riesgos asociados con la depresión, particularmente en el caso de las mujeres, que parecen tener una vulnerabilidad mayor a las enfermedades cardiovasculares después de un diagnóstico de depresión.

FUENTES:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies