La insuficiencia cardiaca (IC) se ha convertido en uno los mayores desafíos de la gestión sanitaria en nuestro país, pues afecta alrededor del 2% de las personas mayores de 18 años y al 10% en mayores de 70 años, y es la tercera causa de muerte y la primera causa de hospitalización en la población mayor de 65 años. A pesar de ello, un gran porcentaje de la población desconoce su existencia y, pese a que las hospitalizaciones por esta causa crecen, sigue siendo una enfermedad subestimada e infratratada en el Sistema Sanitario.

Una investigación realizada por la Clínica Mayo de Estados Unidos y publicada en el Journal of the American Heart Association(la revista de la Asociación Americana del Corazón), demuestra que los adultos jóvenes que viven con una cardiopatía congénita tienen un mayor riesgo de muerte o complicaciones cardiovasculares después una hospitalización por IC.

El Dr. Luke Burchill, cardiólogo de la Clínica Mayo y autor principal del estudio, pone de manifiesto la necesidad de que los adultos con cardiopatías congénitas estén controlados por cardiólogos especialistas. “Más del 85% de los niños nacidos con enfermedad cardíaca congénita llegan a la adultez, por lo que es probable que tengan complicaciones posteriores, pero el 61% de estos pacientes mayores de 18 años no consultan a un especialista en cardiología”, y añade, “estos pacientes adultos jóvenes tienen una gran necesidad de vías de atención médica individualizada para mejorar su calidad de vida y controlar problemas de salud como la insuficiencia cardíaca”.

El estudio analizó y evaluó los datos de una cohorte de adultos con cardiopatía congénita hospitalizados en la última década (entre el 1 de enero de 2010 y el 31 de diciembre de 2020), comparando los resultados de aquellos pacientes que ingresaron por IC y aquellos que lo hicieron por otras causas. Se determinaron predictores de mortalidad a 90 días y a un año, y se cuantificaron los riesgos de mortalidad, eventos cardíacos y eventos cerebrovasculares adversos mayores, y también el uso de recursos sanitarios.

A lo largo de estos 10 años se contabilizaron un total de 26.454 hospitalizaciones de pacientes con cardiopatía congénita, de las cuales un 22% (5.826) fueron debidas a la IC. El número de hospitalizaciones por esta causa (IC) aumentó significativamente pasando del 6,6% en 2010 al 14% en 2020.

El trabajo revela que las personas con cardiopatía congénita ingresadas por IC presentan mayor riesgo de muerte y de eventos cardiacos y cerebrovasculares adversos importantes, además de hacer un mayor uso de recursos sanitarios, incluida la rehospitalización, y de los servicios de atención post aguda, que aquellos que estuvieron hospitalizados por otras causas. No obstante, se observó una menor mortalidad por todas las causas a los 90 días y al año, en asociación con las visitas a cardiología dentro de los 30 días posteriores al ingreso hospitalario.

Además, los pacientes con cardiopatía congénita e IC presentaron el doble de riesgo de ser rehospitalizados frente a los que no tenían IC, especialmente los menores de 45 años, sin importar el tipo de cardiopatía congénita. Los pacientes más jóvenes fueron también los que requirieron más atención médica o tratamiento de apoyo después de recibir el alta, antes de que pudieran regresar a su hogar y cuidar de sí mismos.

“Muchos de los pacientes que conozco con cardiopatía congénita que presentan insuficiencia cardíaca no se toman en serio sus síntomas cardíacos, lo que conduce a un tardío diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardíaca. Tenemos medicamentos nuevos que vuelven a fortalecer el corazón, nuevas opciones para el reemplazo de válvulas cardíacas sin necesidad de cirugía y tratamientos de bajo riesgo para restablecer el ritmo cardíaco. Nuestro objetivo es ahora cambiar el foco de la insuficiencia cardíaca a la función cardíaca y el éxito del paciente para sentirse mejor y vivir por más tiempo”.

FUENTES:

  • Pradyumna Agasthi, Holly K. Van Houten, Xiaoxi Yao, C. Charles Jain, Alexander Egbe, Carole A. Warnes, William R. Miranda, Shannon M. Dunlay, et al. Mortality and Morbidity of Heart Failure Hospitalization in Adult Patients With Congenital Heart Disease. Journal of the American Heart Association. 29 Nov 2023. https://doi.org/10.1161/JAHA.123.030649

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies